Primero que todo, gracias

28.01.2018

Primeramente doy gracias a mi Dios

mediante Jesu Cristo con respecto a todos vosotros,

de que vuestra fe se divulga por todo el mundo
Romanos 1:8

 

En primer lugar, antes de pedir un favor, antes de quejarnos de lo que no tenemos, antes de expresar insatisfacción o crítica, antes de alzar la voz para expresar alguna reivindicación infundada, antes de comenzar algo nuevo... demos gracias a Dios. El pueblo Hebreo tuvo una fiesta de acción de gracias: Pentecostés, también conocido como "la fiesta de la cosecha y los primeros frutos". Se celebró el quincuagésimo día después de la Pascua judía y su propósito original era dar gracias a Dios por los frutos de la tierra, a los que se añadió más tarde, el recuerdo de la promulgación de la Ley en el monte Sinaí. Personalmente creo que sólo aquellos que saben cómo agradecerle pueden disfrutar plenamente de lo que tienen y/o recibir. Por eso quiero contarles la historia de un hombre alcanzado por la gracia divina. Juan, el chino, un día conoció a un amigo que le preguntó: "¿Qué será lo primero que harás cuando estés en el cielo? Iré a buscar al Señor Jesús y le agradeceré por salvarme", respondió Juan. "Bueno, ¿y entonces después qué vas a hacer? buscare al misionero que vino a mi país para hacerme conocer a Cristo. ¿Entonces te detendrás aquí?" preguntó su amigo. No - respondió Juan - tendré que encontrar y agradecer también a quienes ofrecieron el dinero para que el misionero pudiera venir y predicar el Evangelio. El hombre entendió y admiró la fe de Juan.

 

Detrás de tantas cosas que damos por descontado, deberíamos tener en cuenta a aquellos que, de un modo y otro, han ayudado a llegar hasta nosotros, algunos de los cuales incluso han gastado o están gastando en nosotros. Esta actitud sin duda animaría a aumentar la gratitud hacia Dios y hacia los que nos rodean y, al mismo tiempo, a mejorar la calidad de vida. De hecho, la gratitud no sólo te hace sentirte mejor, sino que también mejora y fortalece las relaciones. Los psicólogos también dicen que pensar todos los días en las cosas por las que necesitas sentirte agradecido en la noche, te hará dormir mejor. Volvamos nuestros corazones, nuestras creencias, sin demora, y quizás descubramos mucha ingratitud para confesar y remediar. El Apóstol Pablo exhortaba así a los Tesalonicenses: "Estén siempre alegres, no cesen de orar, manténganse en constante acción de gracias porqué esto es lo que Dios quiere de ustedes como cristianos” (1 Tesalonicenses 5:16-18). Un himno cristiano dice: "Daba gracias de todo corazón... gracias...". Sí, nuestra primera acción de gracias va a Dios, y las Escrituras nos enseñan abundantemente sobre ella. La primera, sin embargo, implica que hay una segunda y tercera y así sucesivamente. Creo que el agradecimiento es una de las acciones más hermosas que podemos tomar, junto con dar sin esperar nada a cambio. Pero, ¿cuántas veces un "gracias" sería suficiente para satisfacer, para hacer feliz a alguien? Comprometámonos a redescubrir un gesto, demasiado subestimado en un mundo siempre apresurado, pero que debe estar entre los valores fundamentales de un cristiano.

 

Memoria

El 4 de febrero de 1906 nació en Breslavia Dietrich Bonhoeffer, teólogo luterano alemán, protagonista de la resistencia al nazismo y apreciado también en la esfera católica.

 

Devotional 05/2018

Lectura semanal de la Biblia

29 enero       Esodo 21-22; Matteo 19

30 enero       Esodo 23-24; Matteo 20:1-16

31 enero       Esodo 25-26; Matteo 20:17-34

01 febrero    Esodo 27-28; Matteo 21:1-22

02 febrero    Esodo 29-30; Matteo 21:23-46

03 febrero    Esodo 31-33; Matteo 22:1-22

04 febrero    Esodo 34-35; Matteo 22:23-46

Please reload